El Limpiador de Monumentos: El hombre que limpia monumentos famosos, desde el Monte Rushmore hasta el London Eye

Fuente The Independent

El trabajo de Thorsten Möwes le ha permitido disfrutar de algunos de los sitios más famosos de la tierra desde un ángulo muy singular

El monte Rushmore está entre los sitios famosos que Thorsten Möwes ha escalado.

trabajo sin andamio monte rushmore

Fue después de haber limpiado la cara de George Washington que Thorsten Möwes tuvo uno de los momentos más memorables de su carrera.

“El superintendente del Monte Rushmore, Gerard Baker realizó una pequeña ceremonia en la forma de su tradición india para celebrar el éxito del proyecto”, recuerda Möwes, que es Un limpiador de monumentos  y director de proyectos en Kärcher. Pasa sus días fregando los monumentos más famosos del mundo. En este caso, estaba dando a los jefes presidenciales tallados en el Monte Rushmore.

A lo largo de sus 25 años de carrera ha trabajado en otros lugares como le  famoso London Eye y Seattle Space Needle, en la costa oeste de los Estados Unidos.

“En mi trabajo he disfrutado de algunas de las vistas más espectaculares del mundo”, dice Möwes.

Pero mientras que sin duda supera la emoción que cualquier trabajo de oficina puede aportar, estar expuesto a los elementos es difícil, según comenta.

“Las condiciones meteorológicas al limpiar el London Eye fueron algunas de las más difíciles en mi carrera”, dice, recordando un proyecto en marzo de 2013.

“Hacía frío, estaba lluvioso y nevado y teníamos que trabajar de noche para que el London Eye pudiera seguir corriendo durante el día para sus visitantes.

 

“En estas condiciones, los turnos nocturnos eran especialmente agotadores, ya que subir al aire libre a temperaturas de congelación es bastante complicado”.

“Fue similar cuando limpiamos la Seattle Space Needle “, continúa. “Trabajamos por la noche y como la estructura está muy cerca de la costa, tuvimos cambios repentinos en las condiciones climáticas.

“Era difícil predecir cuándo los fuertes vientos estaban a punto de cambiar, especialmente cuando estás colgando fuera de la torre con una cuerda. En algunos momentos tuvimos que parar nuestro trabajo porque el viento era demasiado intenso. ”

 

Con los años, Möwes ha recogido algunos trucos prácticos para eliminar la suciedad en los monumentos que son golpeados por los elementos y tiene unas cuantas anécdotas al respecto.

“El Monte Rushmore fue el proyecto donde usamos el sistema de trabajos verticales con cuerda por primera vez.

“Como es una montaña, no había infraestructura alrededor, no había electricidad y no había agua, así que tenía que ser transportada cada mañana por los bomberos locales más de 2 km para llegar a nuestro sitio de limpieza.

El equipo también debe evaluar si el material del objeto a limpiar es sólido, como el London Eye, o delicado o poroso, como una columna romana o figura en piedra.

“En el coloso de Memnon en Egipto, por ejemplo, nos encontramos con el objeto más viejo fechado de 3.300 años. Como la piedra era tan delicada, tuvimos que limpiarla con mucho cuidado. Algunos días, sólo era posible limpiar un metro cuadrado en todo el día.

“Primero miramos si la suciedad está suelta como polvo o está incrustada, o hecha de elementos biológicos (musgos,…)”

“El aceite y la grasa son muy difíciles de limpiar. Este fue el caso en el London Eye. El principal desafío era el aceite y la grasa, que es necesario para la mecánica. Pero también se había extendido hacia el resto de la construcción y las cabinas, donde no debería haber sido. Tuvimos que usar agentes de limpieza, que rara vez hacemos, y también recolectamos cuidadosamente las aguas residuales para un reciclaje adecuado “.

Y a pesar de pasar la mayor parte de su tiempo colgando en el aire, Möwes dice que el público y los curiosos que los miran mientras trabajan hacen su trabajo más emocionante.

“Lla gente se sorprende mucho por nuestro trabajo y les gusta mucho, especialmente cuando estamos usando cuerdas para la limpieza. Con ellas se consiguen vistas impresionantes, algo muy interesante para aquellos que no están acostumbrados a ellas. Y por supuesto, no es algo que se vea todos los días.

“Se nos pide que tomemos fotos con los transeúntes muy a menudo. Por ejemplo, cuando estábamos limpiando la Aguja Espacial, colgados fuera en las cuerdas, los visitantes tomaron selfies desde el interior a través de las ventanas de la plataforma de visita con nosotros en el fondo.

 

Pero a Möwes no le importa eso. Después de todo, si está lavando el rostro de George Washington o puliendo el London Eye, el objetivo de Möwes es el mismo.

“La principal prioridad en mi trabajo es la preservación del patrimonio cultural para que las generaciones futuras puedan disfrutar”.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>